Cursos en Cabo San Lucas y Victoria









Estoy escribiendo desde las nubes, muchas nubes cuando miro por la ventana en mi vuelo de regreso de Cd. Victoria, Tam.  Hace una semana regresamos Elena y yo de Cabo San Lucas, y quiero compartir mis experiencias de ambos cursos, con un mismo tema y Con distintos escenarios. En orden cronologico comenzare por el de Cabo.

Todos juntos por ellos A.C. es el nombre de la asociación convocante. Fundada por dos entusiastas maestras, Miriam y Anabel, el 8 de Enero 2013, esta asociación es una muestra de la belleza y la fuerza del compartir, cuando a los sueños se les ponen alas para aterrizarse en la realidad. Miriam es directora de CAM, Anabel es maestra de apoyo de Usaer y psicóloga de profesion. Son un equipo muy complementario, en caracteres, en habilidades y fortalezas y en limites. Ellas participaron en una convocatoria de Sedesol – Indesol que les aprobaron contra toda expectativa t  me invitaron para echar a andar un proyecto de capacitaciòn en 10 escuelas que trabajan con chicos con discapacidad,  que no saben leer y escribir o estan en el proceso de hacerlo.  La asociación pensó en las tres áreas que se necesitan para romper las barreras para el aprendizaje de la lectura y escritura: la capacitaciòn a los directores y docentes de apoyo (incluida la Profra. Jefa del Sector y el Supervisor escolar que se quedaron a todo el curso)  que abordamos con el curso de Declic, los recursos materiales ( a cada escuela se le dotó de una impresora a color y una bolsa de materiales bàsicos) y la evaluación o seguimiento,  donde me comprometì a apoyar junto con el Profr Saca de comunicación del depto de educación especial del Edo.
Por ello me gustó tanto asistir a este curso, que tiene su origen en dos maestras de Sep en servicio que unieron fuerzas para pasar de la queja a la acción, buscando soluciones y siendo parte fundamental de ellas.

Y bueno, ni que decir de los maestros asistentes al curso: habia suspensión de clases por la posible llegada de la tormenta tropical que se acercaba ya por el pacífico a Sinaoloa. Ninguno faltó y el huracán lo hicieron ellos con su participación los dos dias, arrastrando a su paso viejos paradigmas del “no se puede” y “yo no puedo” hacia nuevas formas de trabajar los procesos de lectura y escritura: con mètodos efectivos. Materiales adecuados y adecuaciones que salen de la simulación del aprendizaje. Por ejemplo, en un equipo plantearon lo siguiente:

No es lo mismo que Lupita trabaje en el proyecto de Español de primer año, “organicemos la biblioteca del aula” solamente clasificando por la imagen de la portada, libros de animales, y libros de personas, a que trabaje con apoyo del mètodo Fonètico Gestual el gesto de la “L” asociado a los artículos el y la, asociado a las palabras, “limón”, “lechuza” y a la frase del título del los libros donde encontrò esas palabras. En el primer ejemplo, Lupita no hacia mas que clasificaciòn de imàgenes con dos conceptos: personas y animales, que seguramente ya habia hecho muchas veces desde el preescolar. En el segundo, realmente està dentro de un proceso lector. La diferencia lo hace un maestro de apoyo que se capacita y ofrece estas alternativas con un mètodo adecuado.

Curso en Cd. Victoria, Tam.

Fue todo un reto hacer este curso: desde la preparación hubo imprevistos que parecian montañas inamovibles. La salud de mi esposo, el numerote persona inscritas, la logistica y por último, la salud de mi padre que estaba grave en un hospital en Chih. Finalmente todas estas barreras se derribaron gracias al amor y al trabajo de equipo de Olivia y Vicky, que liderearon otras manos amigas y comenzamos  a trabajar de acuerdo al programa.

Lo que lo hizo especial, fueron varias cosas: uno fue  la participación de 4 chicos con discapacidad intelectual que mostraron en vivo sus trabajos durante las tres etapas del método Síndrome de Down, y las dos etapas del método Fonètico Gestual. 

Otro elemento muy particular fue la participación de una doctora pediatra y un psicologo (padre ademàs de un niño con SdDown) que nos aportaron elementos desde la perspectiva clìnica, como la explicación de lo que es la plasticidad cerebral, los impactos del gateo, en relaciòn con la lectura y escritura.

Los cursos donde hay padres de familia y maestros son muy enriquecedores en el sentido de la sensibilizaciòn de unos y otros. Podemos escucharnos y percibir distintas barreras en actitudes, en tiempos y perspectivas. Y poco a poco, la convivencia y actividades de los talleres, permiten ir construyendo puentes. Me conmueve siempre que encuentro mamàs como Chely, que por el amor a su hijo,  un chico con Sde Down de 18 años, logrò después de 2 años de lucha y esfuerzo, compartir el curso con las maestras del CAm de su localidad, una comunidad cercana a Cd. Victoria, del medio rural.

Oli en su estilo muy personal, moviò a todos los maestros y los retó para que aplicaran lo aprendido, ofreciendo su tiempo para dar seguimiento y eso es un fruto de este curso, de este acercamiento. Y hubo momentos muy simpaticos, donde me divertí muchisimo. En una de las actividades del taller, propuse a cada equipo (6 en total) proponer en 10 minutos las mejores estrategias para enfrentar las barreras para el aprendizaje de la lectura y escritura. El equipo ganador tendrìa una “sorpresa”. Funcionó igual que con los niños, todos se apuraron, se pusieron a pensar, a escribir, a proponer. Salieron buenas ideas, y sobre todo a mi me permitiò evaluar la asimilación del contenido del curso en cuanto a la perspectiva con la que ahora pueden enfrentarse a las dificultades de tiempos, de carencia de recursos, etc.

Al final, según el aplausometro, habia dos equipos empatados: el 1 y el 5. En el equipo 1 estaba la maestra Mague, supervisora escolar quien nos facilitò el salòn donde hicimos el evento, una maestra de matematicas de la secundaria donde estan integrados alumnos con DI,  quien junto con su esposo, se estan estrenando como papàs de un niño con síndrome de down de 1.4 años. con ideas muy buenas ambas, y otros maestros  empeñados en ganar.

En el equipo cinco, estaban 6 maestras de apoyo de Usaer, con mucha experiencia en cuanto al tema.

Para declarar el desempate, le pido ayuda a la Dra Vicky, quien desde atràs podìa escuchar con mayor claridad quien era el equipo ganador. Cuando les pido a los equipos restantes que aplaudan, y  pido a Vicky  que decida quien es el trinfador, desde atràs levanta la mano y me dice: ganò el equipo 2!

Carcajada general y vuelta a aplaudir…Vicky ahora si mas despierta decidiò que el equipo ganador era el 5.

Regreso con el corazón engrandecido por todos los aprendizajes compartidos, por toda la sencillez con que expresan su gratitud por mi trabajo los padres y maestros que se despidieron de mi, en ambos cursos. Y agradecido por la hospitalidad de Olivia y Vicky en su casa, por la salud que mi padre poco a poco va recuperando y por este maravilloso trabajo como capacitadora desde Declic.










Comentarios