¿En serio, los niños mexicanos con #SíndromeDeDown y discapacidad intelectual que van a los CAM pueden aprender a leer?

Por Adriana Pérez.

Esta pregunta se la hizo una maestra de CAM que participó en nuestro Curso de Lectura y Escritura el 11 y 12 de Marzo en Ciudad Juárez, Chihuahua. Y al compartir en las conclusiones, ella pidió la palabra para decirnos, de manera muy honesta y valiente, que al ver videos de niños y jóvenes con esta condición, leyendo fluidamente, ella pensaba: “son niños muy bien alimentados, tienen muchos recursos, muchas terapias y sus papás están muy preparados en el tema, por eso pueden hacerlo.”

Los videos de los alumnos de Declic son de niños de distintas clases sociales y varios alumnos que asisten a un CAM y siguen en su proceso de lograr la lectura y escritura.

La maestra continuó diciendo: “Realmente tengo que confesar que no los creía capaces, pero al ver todos estos videos y contenidos, me doy cuenta que ellos son capaces, los incapaces de enseñarlos hemos sido nosotros sus maestros”.

Y una causa fundamental ha sido la falta de métodos probados eficazmente para esta población. Una prueba de ello es C. Una chica hermosa que tiene 15 años. Llegó a Declic con todas las ganas de aprender y la disposición de su familia para apoyarla. Actualmente asiste a un CAM a nivel secundaria, y sigue avanzando. Aquí una muestra de un antes y un después de este trabajo compartido.




¡C. nos demuestra que si se puede! 

Cuando se conocen bien las etapas, la metodología, se tiene un mapa de ruta… pequeños pasos nos llevan lejos.

Ánimo pues a todos y todas las profesoras de educación regular, especial, de apoyo, padres y madres, terapeutas de niños y jóvenes con discapacidad. En muchos casos, lo que sobra es voluntad, lo que falta es método adecuado. Y la voluntad se fortalece cuando avanzamos y vemos pasos firmes como resultado del trabajo en equipo. Y por el contrario, se acaban las fuerzas cuando con toda la voluntad, no vemos avance, nos estancamos, los niños se frustran, dejan de intentarlo.

¡Se vale intentar y fallar….y hay que intentar sin fallar! … ¡descansar es necesario, continuar es imprescindible!




Comentarios