Curso de Valoración con colegios Maristas

El pasado viernes 23 de febrero 2018 tuvimos la oportunidad de ir a compartir con 60 docentes miembros de los colegios Maristas, un curso de 8 horas sobre valoración. Asistieron maestros de Veracruz, Oaxaca, Ciudad de México y otras partes de la república.



Trabajamos la importancia de valorar de manera sistemática y no sólo observar. Se analizó la guía Portage, adaptada por el equipo Declic para valorar diversas áreas: comunicación y Lenguaje, Habilidades básicas para el Aprendizaje, Habilidades Adaptativas, lectura y Escritura, Motricidad y Matemáticas.

Trabajamos por mesas rotativas, por equipos, lo cual fue muy enriquecedor para ubicar qué elementos de la Guía aplicar y en qué nivel de edad.



Por la tarde, después de una rica comida brindada por el centro de Maristas, comenzamos a trabajar sobre una prueba que ya conocían, pero no habían utilizado:

ICAP-INVENTARIO PARA LA PLANIFICACION DE SERVICIOS Y PROGRAMACION INDIVIDUAL y el CALS- INVENTARIO DE DESTREZAS ADAPTATIVAS (Checklist of Adaptive Living Skills, Morreau y Bruininks, 1991)

El ICAP es una prueba de conducta adaptativa que mide el nivel de la personas en relación a destrezas básicas para desenvolverse con independencia en su entorno y se estructura en cuatro escalas:

Destrezas Sociales y Comunicativas
Destrezas de la Vida Personal
Destrezas de Vida en la Comunidad
Destrezas Motoras

El CALS permite ubicar a una persona en varios escenarios, tales como: educativos, residenciales, laborales, el propio hogar y otros entornos comunitarios.

Estas dos pruebas aplicadas de manera conjunta se complementan y dan un panorama muy amplio de las habilidades y retos con los que cuenta un alumno.

Además compartimos con los maestros un documento que les permite graficar y observar el nivel en el que se encuentra el alumno valorado en cada una de las áreas. Puedo decir que "les encantó" la posibilidad de tener una gráfica, que los respalde para generar planes y programas de trabajo con base en las necesidades reales de los alumnos.

También compartimos con ellos la escala Kids Life que mide Calidad de Vida.  Este nuevo paradigma  pemite innovar en la atención y los servicios de un centro educativo y laboral permitiendo nuevos enfoques a nivel de la persona, de la organización y del sistema social, ya que ubica distintas áreas que implican factores personales, ambientales, y culturales que impactan en la calidad de vida, a saber:

·         Inclusión Social
·         Autodeterminación
·         Bienestar Emocional
·         Bienestar Físico
·         Bienestar Material
·         Derechos
·         Desarrollo personal
·         Relaciones Personales

Para nosotros como equipo Declic, este taller nos permitió avanzar en la forma en que concebimos la valoración de los alumnos con discapacidad intelectual: pasar de las necesidades especiales y retos de la condición de discapacidad individual  a la valoración de las posibilidades y necesidades de apoyo de una persona con discapacidad en su entorno familiar, escolar y comunitario. Para ello necesitamos objetividad no solo observación personal, y los instrumentos lo aportan.

Puedo decir que "Les encantó" la posibilidad de tener una gráfica, que los respalde para generar planes y programas de trabajo en base a las necesidades reales de los alumnos.

Así fue como terminamos este curso, con compromisos de cada colegio para comenzar a aplicar las pruebas... ¡¡¡Que así sea!!!

Comentarios