Todo comenzó con un muy buen maestro ...


David Falcón es un maestro de un Centro de Atención Múltiple que por redes sociales se enteró de nuestros servicios y asistió a nuestro curso de lectura y escritura hace 3 años (2016) y puso ¡manos a la obra!. 

Convencido de que es posible revertir la historia de los egresados del CAM, salen en la mayoría del país sin lectura y escritura (salvo raras excepciones) con un certificado que no respalda su inserción laboral en una empresa, David se propuso trabajar para que sus alumnos salieran con un nivel de lectura y escritura funcional para la vida.
David contagió el entusiasmo a sus compañeras de trabajo de ese y varios CAM, con recursos propios, poniendo tiempo, energía, los maestros del CAM en conjunto con otras dos escuelas, nos convocaron para impartirles el curso de lectura y escritura de Declic. Independientemente de los recursos que pudieran conseguir con el Programa Escuela de Calidad o bien otros programas… lo hicieron posible gracias a las 3 “C” de la educación inclusiva: Capacitación Docente, Constancia y Continuidad.
Asi llegamos a nuestro segundo curso de seguimiento con 20 maestros de los CAM 92, 40 y 41 de Tezoyuca, Estado de México. Maestros que trabajan desde preescolar hasta laboral y que implementan el método Troncoso en sus prácticas cotidianas.
El objetivo fué replantear las estrategias metodológicas de la aplicación de los métodos de lectura y escritura, a partir de la práctica con sus alumnos, después de haber tomado el curso de lectura y escritura año y medio antes.
¿Cómo se hace el seguimiento? Lo primero es no tener miedo a equivocarnos y lo segundo es trabajar en equipo. Con estas dos premisas, l@s participantes prepararon videos, fotos y materiales su desempeño y sus alumnos.
En método Troncoso lo que más han elaborado son las tarjetas foto-palabra-dibujo. A partir de ahí, han hecho muchos ejercicios en cuaderno de frases con las palabras que van adquiriendo sus alumnos, tanto en forma individual como grupal.
Lo que notamos es que había muchos ejercicios tanto de tarjetas-frase modelo (sólo cambia una palabra) donde los alumnos asocian a cada palabra un pictograma y en sentido inverso palabras que asocian a los pictogramas. Analizamos que para las habilidades del método tenían muchas actividades de asociación, selección, denominación y algunas de clasificación, sin embargo les faltó trabajar la habilidad de generalización.
Para ello les sugerimos elaborar:
• Libros personales.
• Libros adaptados por temas/y por nivel de lectura, de acuerdo a las etapas.
• Tarjetas frases asociadas.
• Generalizar las palabras en otros formatos (como las fichas en papel).
• Actividades lúdicas grupales como “buscar la palabra escondida” o tiro al blanco o boliche pegándole a la palabra correcta.
En escritura:
Observamos que si bien, habían asimilado la secuencia de objetivos en la primera etapa (elaboración de trazos básicos tanto en plano vertical como en horizontal). Se centran mucho en ejercicios de pinza y dejan de lado otros ejercicios de prensión y presión adecuada, manejo de distintos materiales, etc.
En la segunda etapa no tienen mucha claridad en cuanto a la secuencia de objetivos. Se quedan en la escritura de palabras de sílabas directas y no avanzan con sílabas trabadas e inversas. Se mantienen mucho tiempo en primera etapa y utilizan mucho la copia. La reflexión fue diferenciar la copia como un tipo de ejercicio y no como la acción de escribir o consolidar escritura espontánea.
En fonético-gestual:
Ellos refirieron que no lo aplicaron porque no se sentían tan seguros de haberlo asimilado como el método Troncoso, por lo tanto no se aplicaron a profundizar en el mismo . Así el trabajo se enfocó en diferenciar los objetivos de primera y segunda etapa a través de los videos. Se confundían fácilmente entre los momentos de enseñanza de los gestos y las etapas (1ª y 2ª). Los que no conocían el método fonético-gestual vieron que necesistaban afianzar las habilidades básicas para trabajarlo: conciencia del esquema corporal, orientación espacial y temporal, conciencia fonológica, ritmo y sentido numérico y estructuración de frases.
Analizamos recursos para el aprendizaje de los gestos, y libros y material personalizado en power point hechos en el tutorial que se les envía.
Así cerramos el curso de seguimiento. Analizando el material que llevaban, videos, cuadernos y tarjetas. Todo lo que han aplicado ha dado muy buenos resultados por que ha habido dos características fundamentales:
• Compromiso de los docentes para trabajar con constacia y en equipo, apoyándose las diferentes áreas.
• Continuidad entre los ciclos escolares.
Como conclusión, los maestros expresaron:
"Aprendimos la importancia de:
• Variar el material en ambos métodos.
• Centrarse en la motivación e intereses del niño.
• No caer en la repetición continua de actividades.
• Buscar formas lúdicas de presentar nuevos objetivos.
• Secuenciar objetivos en ambos métodos, en forma lógica de lo sencillo a lo complejo y en pequeños pasos, independientemente de la edad cronológica.
Muchas gracias David, porque fuiste la semilla, que recibió en su corazón motivos fundamentales para la esperanza: métodos eficaces, cambios que se consiguen en el trabajo diario fuera del ensayo y error, fuera de la simulación. Gracias por atreverte a cambiar y a contagiar con tu ejemplo que es posible un perfil de egreso diferente para nuestros miles de alumnos con discapacidad intelectual.



Comentarios