Centro “Easy to read”, un lugar fuera de serie


En Abril tuve la gran oportunidad de estar en este lugar, también en  Estocolmo, ( Suecia), donde me recibieron con una gran sonrisa Maud y AnnMarie, y no sólo eso, además de ser mis guías por el centro, me brindaron su tiempo fuera de horas de trabajo, para compartir conmigo su compromiso en favor de las personas que por cuestiones de discapacidad intelectual, social, enfermedades mentales, vejez o desventajas sociales, tienen dificultades con la lectura en general.

Cuando concerté la cita a través de la embajada mexicana, yo imaginaba  un lugar de “terapias de aprendizaje o un centro de reeducaciòn para la lectura.  Es mucho más que eso, primero porque no vi ningún niño ni joven con dificultades en la lectura, sino un nutrido grupo de 20  entusiastas mujeres que producen un periódico semanal, una editorial donde publican libros para todas las edades y en tres niveles distintos (en textos sencillos), un departamento de servicios para convertir textos públicos, en textos sencillos (por ejemplo las guías de museos) y un departamento de representación de la lectura que promueve voluntarios para hacer redes o círculos de lectura, ahí donde los usuarios pueden beneficiarse.

 El Centro Easy to read,  se define como un centro que promueve los “derechos humanos” ¿habían escuchado esta perspectiva? Y explican que su razón de ser es un asunto de democracia. Ellos producen y adaptan textos que permitan a todas las personas ejercer su derecho a ser informados, el derecho a estar en contacto con las noticias, el derecho a disfrutar de la literatura en toda la extensión de la palabra, sin distinción de razas, de condiciones de aprendizaje o capacidades cognitivas.

Así, el periódico semanal, ofrece todas las secciones de cualquier diario del mundo, con muchas fotografías, y poco texto. El formato te guía, de las noticias internacionales, a las nacionales, a las locales, los deportes, etc. Sin perderte en ello, porque son pocas páginas y lees a tu ritmo.

Sus libros abarcan temas de ficción y no ficción, con toda clase de tópicos que interesan a los jóvenes y las personas adultas, como pueden ser temas de historia, de coches, deportes, personajes famosos de la cultura, de las artes, de la música, fiestas y  tradiciones, novelas románticas, suspenso, etc.

Cuando abres un libro de Easy to read, te atrapa el color y presentación de sus páginas, lo sencillo que es entender la historia, aún si no sabes leer o lees con dificultad. Es como si abrieras un libro para niños de preescolar, pero con los temas que te interesan a los 15, 18, 40, 70 años ¡¡Es fantástico!!

¿Cómo logran este efecto? Lo hacen porque hay varios aspectos que conforman un texto escrito, “Easy to read” que ya están estandarizados a nivel internacional y aquí se los menciono brevemente (pueden ahondar en ellos en la página en español) porque como padres y maestros nos pueden ser de gran utilidad.
·        - Son textos cortos cuyo contenido se reduce a lo esencial
·        - Utilizan vocabulario cotidiano, sencillo, no rebuscado.
·        - Usan frases cortas que empiezan y terminan en un mismo renglón (como un poema).
·        - Mantienen una secuencia cronológica
·        - Utilizan lenguaje concreto y muy poco lenguaje metafórico
·        - Utilizan verbos en voz activa no pasiva (el niño come mucha sopa, o comió mucha carne, en lugar de: ha comido, ha bebido, etc.)
·        - No usa demasiados numerales y demasiados subtítulos
·        - Explican el contexto de manera discreta, no abundan en él.
·        - No dan por sentado que el lector conoce previamente de lo que se habla, así que explica el tema, define conceptos.
·        - Los temas son tan variados como los intereses de las personas adultas, no los infantilizan.
·        - Usa muchas ilustraciones (fotos, dibujos) y el tipo de letra es muy claro.
·        - Cuidan el diseño, que sea sencillo, fácil de leer.
- Un ejemplo de un texto “Easy to read” puede ser la adaptación del conde de Montecristo, de Alejandro Dumas:
Él tenía al menos 20 años.
Era alto y delgado.
Tenía unos hermosos ojos oscuros y su cabello era negro.
Parecía fuerte y estable.
Su nombre era Edmundo Dantés.
Los libros que producen se ubican en tres niveles de dificultad:
1º. Textos muy cortos con muchas fotos y de fácil contenido (ej. El concurso de baile)
2º. El texto y el contenido demandan un poco más del lector. El texto puede ser un poco más largo, pero el contenido es escogido de acuerdo al grupo a quien está dirigido, de tal manera que les resulte algo familiar, que les sea cercano a su realidad (ej.las fiestas en Suecia)
3º. Textos largos, frecuentemente sin fotografías o dibujos, con un lenguaje un poco más elevado. (ej. hipnosis)

¿Cuáles son los grupos a quienes está dirigido el trabajo del centro “Easy to read”?
Son muchas las personas que se benefician directamente de la producción tanto de libros, como de textos adaptados, el periódico y las noticias en línea. Entre ellos personas con discapacidad intelectual, con afasia, alumnos de primaria y secundaria,con dislexia, personas con autismo de todas las edades, con enfermedades mentales, adultos con demencia senil, niños y jóvenes con sordera, inmigrantes, niños en edad escolar que tienen dificultades para encontrar el gusto por la lectura, etc.

Mis anfitrionas me explicaban que no trabajan directamente con estos niños, sino con sus maestros, sus familiares, con las asociaciones que los congregan, que los convocan, con las autoridades que realizan los libros de texto, los exámenes escritos, las campañas electorales, etc. etc.
En México la Coamex ha publicado la Convención de los Derechos de las personas con discapacidad (elaborada por la Universidad Autónoma de Madrid) en “Español sencillo”, (se puede conseguir en Confe, A.C.)  es un buen comienzo en nuestro país, pero nos falta muchos mas textos en este formato.


Comentarios

Publicar un comentario